Aromas de las Joyas

Las Joyas de Campero

Los nuevos ambientadores Campero están basados en las piedras preciosas, las cuales, despiertan deseos e incitan pasiones. Muchas de ellas se asocian a la forma de ser de cada persona por su relación con el signo zodiacal, pero lo que muy pocas personas saben es que llevan aparejadas un perfume vinculado al chacra correspondiente por su color. Sus propiedades mágicas les han hecho ser a lo largo de los siglos talismanes que ahora podemos disfrutar en forma de aroma.

La familia se compone de:

Reflejo de esmeralda:  Esta piedra preciosa se asocia a la alegría de vivir, a la felicidad. Repele las vibraciones negativas y atrae las sonrisas, armonía y tranquilidad. Su perfume es cítrico, floral y con toques frutales.

Destellos de Rubí: Representa la energía positiva por excelencia, entre las propiedades que se le atribuyen están las de incrementar la vitalidad y fortalecer el espíritu. Un aroma moderno inspirado en un ramillete floral que se abre al mediterráneo con notas frescas y verdes.

Luz de Diamante: Simboliza la pureza y como tal adjudica a su portador victoria, fuerza y valor.  Representa la energía pura y posee una capacidad de irradiación excepcional. La fragancia destaca por ser frutal gracias al plátano dulce  y un conjunto de mandarina, naranja y limón combinados con toques de hojas verdes y pimienta.

Brillo de Zafiro:  Guarda el poder de la sabiduría. Tiene la facultad de poner orden a los pensamientos y de coordinar con precisión la voluntad.  Perfume aromático, acuático y ligeramente amaderado.